Publicidad | Vea su anuncio aquí

Si tu propiedad sufrió daños sustanciales, podrías descontar algunos al hacer impuestos

Descuenta de tus impuestos los daños

- Getty Images

Respalda tus deducciones

NUEVA YORK - Con la rápida aproximación de la fecha máxima para presentar la declaración de impuestos, del 15 de abril de 2010, los contribuyentes buscan en sus archivos documentación que les permita reclamar pérdidas o ganancias ocurridas en el año.

Si sufriste pérdidas a tu propiedad personal que no están cubiertas por completo en el seguro, la porción de estas que no te haya sido reembolsada podría calificar para deducirse de tu declaración fiscal, dice Insurance Information Institute (I.I.I.).

“Si su casa, auto, bote o alguna otra propiedad costosa sufrió daños por tormentas, fuego, inundación, vandalismo o por un siniestro inesperado o desastre natural, usted pudiera deducir de sus impuestos una porción de dicha pérdida, no indemnizada por su seguro”, dijo Elianne E. González, portavoz del I.I.I.

Para calificar para esta deducción, las pérdidas deben estar respaldadas con la documentación pertinente. Si las pérdidas estaban sub-aseguradas o el deducible es cuantioso, la pérdida reembolsable pudiera ser alta. 

“Por lo general, puede deducir las pérdidas de propiedad mayores al 10 por ciento de su ingreso bruto ajustado (adjusted gross income - AGI), menos $500”, indicó Anthony Orlando, de la firma de contadores Feuer and Orlando LLP, con base en Nueva York.

“Si la propiedad afectada está dedicada para negocios, las reglas que se aplican son diferentes y es muy importante que consulte con un preparador de impuestos”, añadió.

Indemnización más amplia

Si has sido víctima de una situación declarada desastre federal, puedes además calificar para una indemnización más amplia de beneficios fiscales bajo la Ley Nacional de Ayuda para Desastres de 2008 (National Disaster Relief Act of 2008).

Bajo esta ley, el evento debe ser declarado federalmente como desastre y debe tener lugar entre el 31 de diciembre de 2007 y el 1 de enero de 2010.

“Para saber si califica, necesitará sustentar las pérdidas sufridas por su propiedad. Busque todos los recibos de los gastos incurridos, los estados de cuenta y comunicaciones con el seguro, cualquier reembolso recibido de éste, denuncias o informes policiales (si aplican en su caso), así como cualquier otra documentación que crea pertinente, y lleve estos papeles a su preparador de impuestos para que vea si usted califica”, indicó González.

Según Orlando, los gastos médicos que excedan un 7.5 por ciento de tu ingreso bruto ajustado también pudieran calificar como una deducción a tus impuestos. Si preparas personalmente tus impuestos, asegúrate de revisar el sitio Web del Servicio de Rentas Internas (IRS), o contacta a la oficina de impuestos del estado donde reside, de modo que obtenga detalles adicionales y los lineamientos sobre esta deducción.

El I.I.I. tiene un programa computarizado gratuito para crear un inventario de las pertenencias de tu casa, disponible en KnowYourStuff.org, que puede ayudarte a hacer un seguimiento del valor de sus pertenencias al hacer un reclamo a la aseguradora, y documentar una pérdida o la porción que no te sea indemnizada por esta.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí