Por qué tu dinero está más seguro ahora

Dinero seguro

Leyes recientes acaban con estafas perpetradas por tarjetas de crédito, cuotas descaradas de los bancos y aún más.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Leyes recientes acaban con estafas perpetradas por tarjetas de crédito, cuotas descaradas de los bancos y aún más


Se habla mucho estos días sobre un Congreso Federal que no hace nada y que parece no ponerse de acuerdo en ningún tema. Pero a pesar de la crítica, ha habido muchos cambios reales a favor de los consumidores y su dinero. Algunos de ellos surgieron en respuesta a la crisis financiera; otros lidian con lo que algunos llamarían abusos de los bancos, tiendas, la industria de aviación y otros. Aquí hay algunos de los principales cambios y lo que puedes hacer para obtener los máximos beneficios de ellos.

Si tienes mucho dinero en un banco o en una cooperativa de crédito

Lo que ha cambiado: El dinero en la mayoría de las cuentas individuales en bancos y cooperativas de crédito ahora está protegido federalmente hasta por $250,000, cantidad que subió de $100,000 antes. (Las cuentas de jubilación han estado protegidas hasta por $250,000 desde 2006).

Lo que aún necesitas saber: Hay maneras de obtener niveles de protección aún más altos. Por ejemplo, abre una cuenta conjunta y cada persona obtiene una cobertura de $250,000. Abre cuentas de jubilación y tendrás otra protección de $250,000 para ellas también. Y puedes incrementar tu cobertura abriendo cuentas en diferentes bancos y cooperativas de crédito. Para tener más información, ve a fdic.gov y my creditunion.gov.

Si sobregiras tu cuenta bancaria

Lo que ha cambiado: Las instituciones financieras ya no pueden inscribirte automáticamente en la supuesta protección por sobregiro, cobrándote entre $20 y $30 aproximadamente en cualquier momento en que sobregires tu cuenta en un cajero automático o cuando usas una tarjeta de débito. Estas cuotas solo están permitidas si decides inscribirte a la protección por sobregiro. Un estudio reciente de la Oficina para la Protección Financiera para los Consumidores (CFPB) descubrió que los clientes que se inscribían al programa de protección por sobregiro de su banco pagaron un promedio de $196 en cuotas en 2011 comparado con los $28 de quienes no lo hicieron.

Lo que aún necesitas saber: Las nuevas reglas no aplican a cargos por sobregiro por cheques rebotados y transferencias de débito preautorizadas o si un pago automático causa que tu cuenta se sobregire.

Si usas una tarjeta de crédito

Lo que ha cambiado: Quienes emiten tarjetas de crédito, por lo general, ya no pueden aumentar sus tasas sobre los balances ya existentes. Y los incrementos de tasas para compras futuras están prohibidos durante el primer año; después de esto, se requiere una notificación con 45 días de anticipación de cualquier incremento en cuotas o tasas.

Lo que aún necesitas saber: No todos los incrementos de tasas en deudas existentes están prohibidos. Las excepciones incluyen aquellas asociadas con tarjetas variables o de tasa de promoción (si el periodo de promoción fue al menos de seis meses). Un incremento retroactivo de tasa también se permite si tu pago está atrasado más de 60 días. Pero aún ese incremento debe posponerse si haces al menos el pago mínimo a tiempo durante los siguientes seis meses.

Si recibes una tarjeta de regalo

Lo que ha cambiado: Una nueva ley protege a los consumidores de ciertas cuotas sobre fechas de vencimiento para las tarjetas de regalo de tiendas que tienen un logo de tarjeta de crédito como Visa o MasterCard. Las fondos depositados en la tarjeta no pueden expirar durante al menos cinco años. Las cuotas por inactividad y por servicio no pueden ser impuestas a menos que la tarjeta no haya sido usada durante al menos 12 meses y sólo puede cargarse una de estas cuotas en un mismo mes.

Lo que aún necesitas saber: Las reglas no aplican a tarjetas que no están etiquetadas como tarjetas de regalo o a aquellas vinculadas con programas de recompensas a clientes, de lealtad o de descuento. Y no eliminan otro tipo de cuotas como aquellas para obtener el balance de la tarjeta o para reemplazar una tarjeta perdida o robada. (Los emisores no tienen requerido ofrecer un reemplazo de tarjetas perdidas o reembolso del saldo de la tarjeta).

Y si un emisor de tarjetas fracasa en su negocio, podrías perder parte o el total del valor de la tarjeta. Esto es lo que les pasó a muchos titulares de la tarjeta de Sharper Image cuando desapareció esa tienda en 2008. Así que usa cualquier tarjeta de regalo que tengas tan pronto como puedas.

¿Te sacaron de tu vuelo? Es tu día de suerte

Hay algunas protecciones nuevas para los pasajeros de aerolíneas como resultado de regulaciones del Departamento de Transporte (DOT).

Si te sacan de tu vuelo tienes derecho a una compensación más alta. Si algún arreglo alternativo te lleva a tu destino en un plazo de 1 a 2 horas de diferencia de tu hora de llegada original (entre 1 y 4 horas para vuelos internacionales) tu compensación en efectivo será del doble del valor de tu boleto, hasta $650.

Si una aerolínea pierde tu equipaje, debe reembolsarte cualquier cuota que te hayan cobrado por registrarlo.

Si compras tus boletos en línea, las aerolíneas deben revelar de manera completa todas las cuotas publicándolas en sus sitios web de manera prominente, incluyendo cargos por equipaje, comidas y por cambios o cancelaciones en las reservaciones.

Si compras un boleto con mucha anticipación, las aerolíneas ya no pueden imponerte un cargo posterior por incremento en la tarifa como hacían algunas cuando los precios del combustible aumentaban, por ejemplo. Un cargo de más solo se permite cuando está vinculado a impuestos o cuotas gubernamentales y solo si estás de acuerdo con un incremento potencial al momento de la venta.