Cambia de actitud y genera más dinero

Felicidad y dinero

Cambia de actitud y genera más dinero.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Cumple tus metas de ahorro este 2014


Si cada año invariablemente te propones ahorrar, es porque definitivamente no has logrado lo necesario para llegar a tu objetivo. No basta con que te lo propongas; necesitas un cambio de actitud y desarrollar mejores hábitos.

Los economistas conductuales, informa la web CNN Expansión, sostienen que el pensamiento no solo tiene un componente racional, sino que en buena parte es guiado por un componente emocional, que con frecuencia es inconsciente.

“El sistema de pensamiento emocional es el que predomina la mayor parte del tiempo”, dijo en entrevista con CNN Expansión Daniel Kahneman, padre de la economía conductual y Premio Nobel de Economía 2002. Por esto es necesario generar estímulos que induzcan a la toma de decisiones mejores.

¿Cómo te va con el tema del ahorro? Participa en nuestros Foros.

En tanto, Raúl Martínez, especialista en Economía Conductual, afirma que “las personas necesitamos generarnos condiciones que nos faciliten el proceso porque para generar un hábito es necesario que una acción se repita y sea sostenible con el tiempo”.

Deshazte de ideas falsas y negativas

Si con frecuencia llegan a tu cabeza ideas como “para poder ahorrar necesito ganar más”, “mi casa es mi mejor inversión” o “el dinero no es importante para mí”, te decimos cómo contrarrestarlas y lograr mejores hábitos para tus finanzas.

- “No me importa el dinero”. Si bien es importante que veas cada cosa con su justa medida, podría ser que esta idea no sea más que un pretexto para justificar tu mal manejo de las finanzas.

“En lugar de pensar en dinero, debes comenzar a pensar en recursos para alcanzar un objetivo. Si no te importa el dinero pregúntate qué es lo que sí te importa en la vida”, dice Roberto Morán, autor del libro Maneja tu dinero para Dummies.

Dale claridad a tus propósitos. Toma en cuenta que para lograr tus metas necesitas dinero. Determina qué cantidad requieres para, por ejemplo, hacer ese viaje que sueñas y divídelo entre la cantidad de meses en que lo quieras hacer. Así obtendrás la cifra que tienes que ahorrar.

- “Mi casa es mi mejor inversión”. “Tú y tu familia pueden caber en una casa de un millón, pero tú te compras la de dos millones y tienes ese millón extra estacionado en terreno, cuartos, mantenimiento e impuestos”, cita CNN Expansión a Morán.

- “Para ahorrar, necesito ganar más”. La posibilidad de ahorrar no tiene relación con el nivel de ingresos, según los expertos. Juan José Salas, director académico de Finanzas Personales México indica que quien espera ahorrar el dinero que le sobre, probablemente nunca va a comenzar.

Toma entre el cinco y el 10 por ciento de tu ingreso para el ahorro y considera esa cifra como un gasto fijo.

- “Para ahorrar, debo dejar todo lo que me gusta”. En lugar de que te olvides de comprar, crea un presupuesto y no lo rebases. Haz un cambio que vaya de acuerdo a tus ingresos y tus necesidades. “Hacer un cambio muy drástico en los hábitos de consumo incrementa la probabilidad de claudicar”, dijo Martínez.

- “Por seguridad, prefiero perder que ganar”. Si no te animas a invertir tu dinero y prefieres tenerlo debajo del colchón, toma en cuenta que el dinero guardado sin crecer también pierde poder adquisitivo, así que invertirlo puede ser una mejor opción.

Un asesor financiero puede ayudarte a encontrar una herramienta a tu medida para mejorar tus asuntos económicos.