¿Costos de internet y TV por las nubes?

El dinero se escapa

Echa una mirada a tu recibo de cable. Con la letra pequeña y la facturación poco clara, es difícil no sentirse estafado.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Te decimos lo que puedes hacer para sacarles más provecho


Echa una mirada a tu recibo de cable. Es una tremenda confusión de cargos, impuestos y costos adicionales. Con la gran cantidad de avisos en letra pequeña y la facturación poco clara, es difícil no sentirse estafado.

En los primeros seis años que el Centro Nacional de Investigaciones de Consumer Reports realizó el estudio de satisfacción del cliente sobre los servicios domésticos de telecomunicaciones, los proveedores siempre obtuvieron una calificación por debajo del promedio entre todos los servicios que incluimos.

El servicio de televisión por cable no comenzó de esa manera. La industria comenzó a finales de los años 40 como “televisión por cable”, o CATV, una manera de capturar transmisiones de TV de manera aérea donde la recepción era buena y distribuía la señal a los hogares donde la recepción era débil. Desde entonces, el cable ha evolucionado de pequeño servicio local a una gran industria que no solo ofrece cientos de canales, sino también telecomunicaciones “triple play” de TV, telefonía y servicios de banda ancha de Internet.

Los precios no paran de subir

Con el paso de los años, los proveedores satelitales y las compañías de telefonía tradicional han entrado en el juego, pero los precios han continuado elevándose mucho más rápido que la tasa de inflación, a pesar de la competencia.

Según un estudio reciente realizado por Mintel Group, el costo promedio mensual de servicios domésticos de comunicación es de $154. En el transcurso de un año, esto se traduce a $1,848, más que el promedio usual de gastos en vestimenta, muebles o electricidad.

Esto es mucho dinero para servicios con los que los consumidores no parecen estar muy contentos.

Nuestra última encuesta de 81,848 clientes de servicios domésticos de telecomunicaciones demuestra, de manera casi universal, calificaciones bajas para el valor de los servicios, especialmente para TV e Internet. Aquellos que agruparon los tres servicios para un descuento parecen no estar impresionados con lo que están recibiendo por su dinero. Incluso WOW y Verizon FiOS, que obtuvieron altas puntuaciones por la satisfacción del servicio, recibieron una calificación media o menor por el valor, y de los 14 proveedores, 9 obtuvieron la mínima calificación posible por el valor.

¿De qué se trata este tema de las telecomunicaciones domésticas que dejan ese sabor amargo en los clientes? Cuando les preguntamos a los seguidores de CONSUMER REPORTS en Facebook para que nos contaran sus historias relacionadas al servicio de telecomunicaciones, las pocas anécdotas felices de servicio confiable y de la amable atención de los técnicos fueron superadas por un maremoto de infortunios de los clientes relacionado con los altos costos, equipos complicados y pésimo servicio.

“El servicio de atención al cliente era tan malo que realmente me molestó”, indica una persona que dejó su comentario. “La velocidad alta más lenta del planeta”, indica otra persona. “La televisión por cable es un gran gasto de tiempo y dinero”, comenta alguien más. “Una de las mejores decisiones que hemos tomado mi esposa y yo para enriquecer nuestro matrimonio es cancelar el cable”.