Simplifica, protege y mejora tu vida financiera

Finanzas felices

Simplifica, cuida y mejora tu vida financiera.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Haz que cuidar tu bolsillo sea todo un placer


Seamos honestos: administrar tu dinero implica mucho trabajo pesado y aburrido. Pero puedes aliviar este sufrimiento usando la tecnología como: software de computadora, servicios en línea y aplicaciones de teléfonos inteligentes que ponen la información y los servicios que necesitas al alcance de tu mano. Asimismo, pueden automatizar tareas repetitivas, aplicar la potencia informática para agilizar los números y avisarte sobre nueva información relevante.

Estas eficaces alternativas pueden brindar beneficios y ayudarte a incrementar ingresos, mediante el recorte de gastos y aumentando el retorno de inversiones, así como darte tiempo libre para que realices actividades placenteras, en lugar de estar batallando en un libro de contabilidad.

Por supuesto, sabemos que algunos asuntos monetarios son mejores cuando son hechos por humanos y con papel y lápiz, es por eso que nuestro programa de centralización es una guía a través de herramientas sencillas que también incluye algunas que no requieren de tecnología.

También sabemos que no todo el mundo se siente cómodo mezclando las finanzas personales con la tecnología. La seguridad es una preocupación latente, lo cual podría explicar por qué un poco más de la mitad de todos los trabajadores y solo una cuarta parte de los jubilados utiliza una computadora personal e Internet para manejar sus finanzas personales, según la encuesta de 2012, realizada por el Centro de Investigación de Beneficios para el Empleado.

Debido a esto evaluamos los riesgos de dichos instrumentos, explicamos cómo los proveedores protegen tu privacidad y seguridad, y damos consejos de cómo se pueden reducir las amenazas, a veces simplemente utilizando solo algunas funciones y evitando otras.

¿Dónde empezar? La gran cantidad de herramientas de dinero electrónico, centenares, en el mercado, pueden causar dudas a la hora de su elección. No te dejes intimidar; no necesitas tenerlas todas. Aquí hay una lista simplificada de recomendaciones.