Diez consejos para comprar en tiendas mayoristas

Tienda mayorista

Las tiendas mayoristas no son para todas las familias.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

No son ideales para todos


Con el objetivo de ahorrar, muchas veces no nos damos cuenta que terminamos gastando más.

Un ejemplo de ello puede ser las tiendas mayoristas o clubes de precio, como Sam’s Club y Costco, que si bien pueden protegernos de altos costos y visitas constantes al súper, no aplica para todas las familias ni para la compra de todas las mercancías.

Porque en Univision Contigo sabemos lo importante que es para ti lograr tus metas financieras, queremos que la Prosperidad esté a tu alcance. Por ello, te invitamos a que uses esta herramienta que te ayuda a saber y hacer lo necesario para que aprendas a ahorrar y logres así tus metas financieras.

Haz click aquí y olvídate de solo soñar con la Prosperidad.

“Los clubes de precio son una opción para realizar compras de alta demanda, que tienen un costo bajo y sin fecha próxima de caducidad, como los productos de limpieza, agua, cereal o croquetas”, cita la web CNN Expansión a Carlos Agami, director de una consultora especializada en procesos de negocio.

Las tiendas mayoristas o clubes de precio se caracterizan por tener a la venta mercancía de una gran variedad, pero tienen limitantes como la poca diversidad de productos comestibles, además de que los clientes deben pagar variadas cuotas anuales para poder comprar en ellas.

Y aunque a menudo es conveniente comprar al mayoreo, frecuentemente esto orilla a la gente a adquirir cosas innecesarias, “convirtiendo su ahorro o ganancia en una pérdida”, dijo por su parte Daiana Coronel Villa, analista sectorial.

Si buscas hacer mejores compras al mayoreo, sigue estas recomendaciones:

1. Esfuerzo y sacrificio. “Para las personas con poco tiempo disponible representará mayor sacrificio hacer compras diarias; por lo tanto, será mayor la tendencia a comprar en clubes de precio, en una sola visita todo lo que necesitan”, cita el medio a Carlos Agami.

2. Transporte particular. “Tendrás que llevar tu auto y considerar el gasto que harás en gasolina”, dice Coronel, pues trasladarte con altos volúmenes de mercancía es complicado.

3. Consumo del producto. Analiza el consumo mensual que haces de determinado producto, y asegúrate de comprar lo que necesitas. “De lo contrario tendrás tu dinero parado en mercancía innecesaria en el corto plazo”.

4. El costo de lo comprado. “Mientras mayor sea el costo, recurre a las compras en menudeo en un supermercado o autoservicio”, recomendó el experto.

5. Espacio de almacenamiento. Agami advierte que “los alimentos y cosas que necesiten refrigeración o cuidados especiales podrían generarte costos de almacenamiento extra, como electricidad o más espacio.

6. Fechas de caducidad. Cerciórate de que los alimentos o productos adquiridos serán consumidos antes de que lleguen a la fecha de vencimiento, si es que no quieres que tu dinero termine en la basura. Lo mismo puede suceder si gastas en marcas baratas que no conoces, pues corres el riesgo de que no sean de tu agrado una vez que las pruebas.

7. Únete con otros. Daiana Coronel sugiere que, en tiempos de crisis o dificultad económica, las familias pueden agruparse para aprovechar las ofertas de las tiendas mayoristas, y repartirse tanto los costos como los productos.

8. Comercio en línea. La ventaja que puedes obtener es ahorrar en tiempo, aunque el precio de los productos suele aumentar por el costo de envío.

9. Controla tus emociones. CNN Expansión informa que, según el dicho popular, “cuando la emoción sube, la inteligencia baja”. No compres basándote en tus emociones, y procura llevar la lista con lo que necesitas, nada más.

10. Compara precios. Checa los costos no solo entre varias tiendas mayoristas, sino también con otras tiendas de autoservicio, que de pronto venden presentaciones extra grandes de ciertos productos.