Por qué todo joven puede y debe ser un 'Pequeño Cerdo Capitalista'

Sofía Macías

Sofía Macías, autora del best seller Pequeño Cerdo Capitalista: Finanzas personales para hippies, yuppies y bohemios. (Imagen cortesía de Sofía Macías).

- Univision.com

No es imposible


Por Sandra Mendoza (@smendoza_news)

Uno de nuestros temas favoritos para mañana es el ahorro. Sin embargo, si eres joven te diremos por qué el mejor día para comenzar es hoy.

“En finanzas siempre hay un ganador: si alguien invierte mal su dinero, otro puede usarlo para hacer más dinero”, dice Sofía Macías en el best seller Pequeño Cerdo Capitalista: Finanzas personales para hippies, yuppies y bohemios. Sin embargo, en entrevista con Univision.com, la joven autora nos dice cómo es que puedes y debes ser tú el ganador con tu propio dinero.

De entrada, el nombre del libro suena bastante gracioso. Se trata de la forma en que una amiga llamó a Sofía, pues a los 22 años ella ya tenía un fondo de ahorro que invertía en la Bolsa de Valores mexicana. Definitivamente no es algo que muchas personas de su edad acostumbren, pero ese interés por cuidar su dinero la llevó a ayudar a otros a alejarse del “tabú” de las finanzas personales y orientarlos en lograr la tan anhelada independencia económica.

“Me encanta la educación financiera, empecé a escribir de temas de finanzas personales en 2006 en el periódico El Economista, y ya en forma empecé a escribir el blog del Pequeño Cerdo Capitalista en febrero de 2008”, dice Macías, de 29 años, a Univision.com. Macías también escribió un libro sobre inversiones y tiene además un libro-agenda con ejercicios.

Y gracias a la convivencia con sus amigos, se dio cuenta que los conocimientos sobre finanzas personales son pocos, en parte porque a pocos les interesan o gustan las matemáticas, por tener ideas equivocadas al respecto y en parte porque a nadie nos enseñan nada al respecto, en la escuela ni en la casa.

Macías afirma que las finanzas personales son un tema sencillo, en tanto analizamos y entendemos el procedimiento de ciertas cosas. “Además, hay pequeños hábitos que pueden hacer la diferencia entre unas buenas y malas finanzas”.

Pero, ¿cuáles son esos pequeños hábitos?

No empieces con una tarjeta de crédito. Macías nos dice que, al salir de la universidad o al tener el primer empleo, los jóvenes aspiran a sentirse adultos con las tarjetas de crédito. Sin embargo, “si inicias con el crédito tu vida financiera, vas a acabar endeudándote y siempre comprando por encima de tus posibilidades. Como joven, tus gastos son tan flexibles como tú quieras; en el futuro no podrás elegir entre pagar o no la hipoteca”.

Cuando sea momento de optar por una tarjeta de crédito, “aprende a ser totalero”, recomienda la especialista. “esto significa que pagues todo lo que consumas de tu tarjeta de crédito antes de la fecha límite”. De este modo, no dejas que los intereses te consuman.

“La mejor forma de usar las tarjetas de crédito –precisa Macías—es como si fueran de débito. De esta manera, solo gastas lo que puedes pagar, la liquidas al corte, no pagas intereses y haces un buen historial de crédito, que en el futuro será la llave para créditos como el de un auto o tu propia casa. La gente no se da cuenta de que el mal uso de una tarjeta departamental le puede afectar en el futuro”.

Cuando se es joven, uno quiere comerse el mundo a pedazos, y esto aplica también para las compras. “A esta edad –afirma Macías—tenemos la tentación de comprar como si no hubiera mañana. El mejor antídoto contra las compras compulsivas es la claridad de metas. Si estás ahorrando para algo, lo piensas dos veces antes de gastar tu dinero en cualquier cosa. Si tienes metas claras, podrás ser un consumidor más consciente”, afirma.

¡No cedas ante las críticas!

Y al ahorrar, seguramente te encontrarás con alguien que te critique, pero no dejes que nadie te aleje de tus metas financieras, solamente por cuidar el qué dirán. Un avaro “es alguien a quien le duele gastar en lo que sea. En cambio, una persona ahorradora tiene claras sus prioridades, se enfoca en ellas y deja de tirar el dinero en lo que no le importa”.

Nuestra joven especialista afirma que no debes aceptar las críticas que vienen de derrochadores, que no llegan a sus metas, o simplemente quieren hacerte gastar para que seas tú quien invite la parranda.

Si estás pensando en vivir solo, Sofía Macías recomienda que logres la independencia pagando menos del 30 por ciento de tus ingresos en la renta; de otro modo más que libre estarás sujeto al yugo de tu nuevo hogar.

En cuanto a las prestaciones éstas no deben obligarte a quedarte en una empresa. Toma en cuenta que “los seguros de gastos médicos, así como el ahorro para el retiro son deducibles de impuestos”, así que el hecho de que seas freelance o tu empresa simplemente no te brinde estos beneficios, no es motivo suficiente para que no los tengas.

Por otro lado, Macías destaca que “los jóvenes debemos tener tres ahorros: el de las metas, gustos y lo que queremos hacer; el de las emergencias y empezar el del retiro. Entre más pronto lo comiences será más barato, porque la cantidad que tienes que destinar al mes será menor y si ese dinero está invertido genera mayores ganancias”.

Puedes beneficiarte también de las aplicaciones que existen hoy en día, y que te ayudan a llevar un control de gastos. También hay en la red muchos programas de educación financiera, como consumointeligente.org, además de blogs como el del Pequeño Cerdo Capitalista (sìguelo en Twitter).

“No, basta con querer ser tú el que le saque el mejor provecho a tu dinero y tener ganas de aprender cómo hacerlo.

“No importa si es mucho o poco —aunque claro, la idea es que se multiplique—, el punto es que lo aproveches al máximo, pues es tuyo. A nadie le hace daño tener unos ceros más en su cuenta, ¿o sí?”, concluye nuestra experta en su best seller.

Porque en Univision Contigo sabemos lo importante que es para ti lograr tus metas financieras, queremos que la Prosperidad esté a tu alcance. Por ello, te invitamos a que uses esta herramienta que te ayuda a saber y hacer lo necesario para que aprendas a ahorrar y logres así tus objetivos financieros.

Haz click aquí y olvídate de solo soñar con la Prosperidad.