Reparaciones rápidas para una llanta desinflada

Llanta ponchada

Ahora tienes alternativas más prácticas.

- Getty Images

Te damos nuestra mejor recomendación


¿Recuerdas cuando todos los autos venían con una llanta o neumático de repuesto? Actualmente cada vez más fabricantes están desechando incorporar el neumático de repuesto para ahorrar peso y así economizar más combustible, pero a menudo esto te deja con solo un kit que contiene un sellador y un compresor compacto de 12 voltios.

Incluso los conductores con un repuesto optan por utilizar los kits o infladores en latas presurizadas para realizar una reparación rápida cuando sus neumáticos se desinflan, en lugar de utilizar el gato, ensuciarse las manos, y posiblemente mientras hay que lidiar con un clima difícil de predecir.

Para comprobar la efectividad de estos productos compramos cinco kits compresores de entre $19 y $79 y tres infladores en aerosol desde $7 a $10. Encontramos que todos son útiles si quiere arreglar el problema y seguir su camino rápidamente.

¿Qué opinas de esta alternativa? Participa en nuestros Foros.

Sin embargo, los kits compresores son más versátiles y tienen un manómetro de aire incorporado que es útil para mantener la presión de las llantas todo el año. De todas formas, un neumático de repuesto correctamente inflado es la mejor solución.

Nuestra evaluación

Llevamos a cabo dos rondas de evaluaciones. En primer lugar, se perforó la banda de rodadura de los pequeños neumáticos de 15 pulgadas de un Chavrolet Spark con un clavo de 1.5 mm. La segunda evaluación se realizó utilizando un clavo de 4 mm.

Con estos productos, utilizas el sellador que intenta sellar la perforación desde el interior e inflar lo suficiente el neumático para que puedas seguir tu camino. Cada kit compresor fue capaz de inflar el neumático a su presión recomendada de 40 libras por pulgada cuadrada. Pero los infladores en aerosol pueden llegar a solo 18 psi, por lo que completamos la presión con un compresor antes de continuar el camino.

Sellar el trato

Todos lo selladores taparon exitosamente el agujero pequeño hecho con el clavo y los neumáticos mantuvieron una presión de 40 psi mientras el carro recorrió por lo menos 100 millas durante seis días.

Los kits compresores también hicieron un buen trabajo con las grandes perforaciones. Pero los infladores en aerosol como Prestone y Slime no pudieron sellarlo. Fix-A-Flat lo hizo, pero no pudo sellar una perforación similar en un neumático de 16 pulgadas de un Nissan Altima.

En general, obtener un sellado exitoso de la perforación con cualquiera de estos productos depende no solo del tamaño sino también de la trayectoria y forma del clavo que hizo la perforación.

El kit compresor Continental fue el más costoso, pero relativamente el más rápido de utilizar y viene con suficiente sellador como para reparar una amplia variedad de neumáticos. Los kits de AirMan, Fix-A-Flat y Slime Safety Spair también fueron fáciles de usar.

El kit de Slime Smart Spair no es costoso, pero requirió varios pasos adicionales al utilizarlo.

Hay que tener en cuenta que ninguno de estos productos se debe usar para sellar una perforación en la banda lateral del neumático. En ese caso hay que reemplazar el neumático. Asimismo, cualquier arreglo por perforaciones es temporal, un profesional debe arreglar la llanta o debe remplazarse de inmediato.

Además, los selladores dejan residuos desagradables en el interior del neumático y la rueda, y en un taller de neumáticos podrían cobrarte más para solucionar este problema.

Potencialmente, los productos también pueden estropear el sensor del monitor de presión de neumáticos, con el riesgo de hacer lecturas erróneas, aunque algunos fabricantes afirman que sus productos no causan problemas. Según nuestras pruebas, el sensor no deja de funcionar, pero por lo general se debe limpiar bien.