Alivia tu cuerpo y tu bolsillo

Feliz ahorrando

El año nuevo representa un nuevo comienzo y la oportunidad para mejorar distintas áreas de tu vida – incluyendo tu salud y tus finanzas.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Arranca bien el 2014


El año nuevo representa un nuevo comienzo y la oportunidad para mejorar distintas áreas de tu vida – incluyendo tu salud y tus finanzas. Con un poco de planeación y fuerza de voluntad, podrás disfrutar de un nuevo año lleno de prosperidad y bienestar.

Pon en práctica estos tres propósitos de Año Nuevo para disminuir tus deudas, hacer rendir tu dinero al máximo y vivir una vida más saludable.

Elabora (y cumple) tu presupuesto

Comienza calculando tus ingresos (salario, aguinaldo, asistencia del gobierno y cualquier otro tipo de compensación). Enseguida, suma todos tus gastos familiares:

• La mitad para impuestos (25%) y gastos de vida (25%), incluyendo alimentos, servicios públicos, entretenimiento y gastos médicos.

• Alrededor del 30% serán tus gastos de vivienda y pago de deudas.

• El 15% destínalo al ahorro y jubilación.

• Finalmente, alrededor de un 5% para tus seguros de casa, auto, etc.

Con estos cálculos en mente, determina dónde puedes hacer algunos ajustes para reducir tus deudas y aumentar tus ahorros. Vive sin estrés asegurándote de que ingrese más dinero al hogar del que se gaste.

Mantén un “colchoncito” para emergencias

Los gastos imprevistos suelen ser una de las principales causas de endeudamiento. Por ello es importante adoptar el hábito del ahorro. Si separas una cantidad fija de dinero cada mes, pronto tendrás un útil fondo para emergencias.

Si ocurre lo inesperado, no tendrás que solicitar un préstamo o pagar intereses elevados en tus tarjetas de crédito. Además, si ahorras suficiente, también podrás pagar tus deudas más rápido y pagar menos intereses a largo plazo.

Vive saludable

Adoptar algunos hábitos saludables no sólo mejorará tu calidad de vida, sino que representará un alivio para tu bolsillo.

Por ejemplo, si sueles comprar una cajetilla de cigarrillos al día, dejar de fumar te permitirá ahorrar un promedio de 2,000 dólares al año e incluso podrías disminuir las primas de tu seguro médico y seguro de vida.

Hacer ejercicio y comer alimentos saludables en casa también significa menos visitas al doctor y gastos en restaurantes. No solo te sentirás mejor, sino que ahorrarás en grande.

Ahora que conoces estas maneras de ajustar tu presupuesto, solo necesitarás un poco de disciplina para disfrutar un año saludable y sin dolores de cabeza financieros. ¡Feliz Año Nuevo!