Tips de seguridad para usar el ATM

Cajero automático

Ten cuidado al retirar efectivo de un ATM.

- Getty Images

Como siempre, más vale prevenir que lamentar


Los robos también se presentan en las inmediaciones de los ATM o cajeros automáticos, pero podrías evitar ser una víctima de ellos si pones atención y sigues estas recomendaciones que da la versión digital del periódico mexicano El Universal.

- Cuida tu número confidencial. Sé muy discreto con tus números confidenciales. Evita proporcionárselo a otras personas y cúbrelo al momento de que lo teclees.

- No pidas ni aceptes ayuda. Desafortunadamente los buenos samaritanos son cada vez menos, así que para evitar cualquier tipo de problema no pidas ni recibas ayuda de ningún desconocido. En caso de que necesites asesoría, solo puedes solicitarla a los empleados de la institución bancaria a la que pertenece el ATM.

- A dónde vas. Evita acudir a los cajeros automáticos de zonas donde sabes que han sucedido robos, o bien lugares solitarios.

- Abre bien los ojos. En la medida de lo posible, no realices disposiciones de efectivo solo. Procura hacerte acompañar de alguien de tu entera confianza. Al entrar fíjate bien a tu alrededor y no entres si hay personas dentro o cerca que te parezcan sospechosas.

- La apariencia del ATM. No uses el cajero automático si te muestra una pantalla extraña. Podría ser que no haya sistema en el aparato, o que algún criminal esté tratando de robar tus datos cuando deslices la banda magnética de tu tarjeta. Tampoco lo uses si notas que hay objetos sobrepuestos en el mismo.

- ¿Y si falla? Si el ATM se traga tu tarjeta, no te entrega el efectivo o tu transacción queda incompleta, El Universal recomienda que no golpees la máquina ni intentes extraer tu tarjeta. Lo ideal es llamar a los números telefónicos del banco y solicitar ayuda.

- Con luz de día. Evita en la medida de lo posible realizar disposiciones de efectivo por la noche. Lo mejor es siempre ir a un lugar bien iluminado, donde se pueda observar muy bien lo que ocurre alrededor.

- Solo lo que necesitas. Procura por disponer solamente del efectivo que necesitas, pues en caso de un robo si retiras más dinero del que pensabas, lo podrías perder todo.

- ¿Y la tarjeta? Con más frecuencia de la que muchos piensan, las tarjetas son olvidadas en los ATM. Antes de salir revisa que la transacción haya sido terminada y asegúrate de tener la tarjeta contigo.

- Cambio de número. Como se recomienda en caso de todas las contraseñas, también procura cambiar con frecuencia tu número confidencial.