¿Perdiste tu tarjeta? ¡Protege tus finanzas!

Tarjeta de crédito perdida

Ten cuidado de no perder tu tarjeta de crédito o débito.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Conoce los riesgos para que puedas cuidarte


Si alguna vez has perdido una tarjeta de crédito o débito, sabes lo molesto que puede resultar: además de los trámites para recuperarla, podría haber un breve período de tiempo en el que sea más difícil tener acceso a tu dinero.

¿Pero sabías que si no reportas la pérdida a tiempo podrías ser legalmente responsable por una parte de los posibles cargos no autorizados?

Aprende más acerca de estos riesgos y obtén consejos para proteger tus finanzas en caso de perder una tarjeta de crédito o débito.

Informa a tu compañía cuanto antes

Existen leyes federales que establecen distintos límites de responsabilidad para cada tipo de tarjeta (ya sea de crédito o débito), dependiendo del tiempo que transcurre entre el cargo no autorizado y tu reporte de extravío o robo. Incluso, si haces un reporte antes de que ocurra cualquier transacción, podrías librarte de cualquier responsabilidad legal por dichos cargos.

¿Has perdido una tarjeta de crédito o débito? ¿Cómo fue tu experiencia? Compártela en nuestros Foros.

Por ello es importante informar a tu institución lo antes posible. La mayoría ofrece líneas de emergencia sin costo, disponibles las 24 horas del día.

Envía un reporte por escrito

Además del reporte telefónico, envía una carta o correo electrónico a la compañía, indicando tu número de cuenta, día y hora de la pérdida y el momento en el que hiciste tu primer reporte. Conserva una copia de la carta para tus registros personales.

Revisa tu estado de cuenta

Si identificas alguna transacción o cargo sospechoso, repórtalo inmediatamente. Para ello, envía una carta a tu compañía financiera en donde proporciones los detalles de las transacciones no autorizadas.

Consulta tus coberturas del seguro

Algunos seguros de casa o inquilino podrían incluir coberturas de responsabilidad legal por cargos no autorizados en tus tarjetas. Incluso, podrían ayudar a proteger tu identidad si tu información personal cae en manos equivocadas.

Aunque estos consejos podrían ayudar a recuperarte ante este tipo de contratiempo, lo mejor es evitar riesgos innecesarios.

Para ello, cuida tu información financiera (especialmente tu número de identificación personal y número de cuenta), revisa cuidadosamente tus estados de cuenta y platica con tu agente de seguros sobre coberturas especiales para protegerte en caso de que suceda lo inesperado.