El crédito automotriz en Estados Unidos alcanza su máximo en ocho años

Crédito automotriz

Los créditos automotrices subieron a su mayor nivel en ocho años esta primavera en Estados Unidos.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Préstamos de alto riesgo

Los créditos automotrices subieron a su mayor nivel en ocho años esta primavera impulsados por un enorme incremento en los préstamos de alto riesgo, de acuerdo con un reporte que dio a conocer el jueves el Banco de la Reserva Federal de Nueva York.

Sin embargo, el banco también señaló que los préstamos de alto riesgo siguen representando una fracción menor de los préstamos vehiculares, comparado con cifras previas a la crisis económica.

Los reguladores bancarios federales han manifestado su preocupación en meses recientes por el rápido incremento de los créditos automotrices de baja calidad. Este tipo de préstamos tienen más posibilidad de no ser pagados, afectando a bancos y clientes. Los préstamos automotrices también se incluyen en los portafolios de inversión y se venden a los inversionistas, como sucede con las hipotecas. Esto puede amplificar el impacto de cualquier incremento en la cartera vencida de los créditos automotrices.

Según el informe, los bancos y otras financieras emitieron 101,000 millones de dólares en préstamos para autos nuevos en el trimestre abril-junio. El total de préstamos en este rubro se incrementó a 905,000 millones de dólares en el segundo trimestre.

La semana pasada, General Motors informó que el Departamento de Estado investigará su brazo financiero por la autorización de créditos de mala calidad.

Los créditos automotrices son la tercera fuente más grande de endeudamiento en Estados Unidos, después de las hipotecas y los préstamos escolares.

La deuda hipotecaria disminuyó en el segundo trimestre a 8,1 billones de dólares, mientras que la de estudio creció a 1,12 billones. En las tarjetas de crédito los estadounidenses deben 669.000 millones.

Las hipotecas bajaron en el segundo trimestre a su menor ritmo en 14 años. Esto incluye préstamos para compra y refinanciamientos. Los bancos han endurecido significativamente sus estándares para dar crédito a la vivienda desde que ocurrió la recesión.

Según el informe, sólo 22.2% de los créditos automotrices eran de alto riesgo en el segundo trimestre, comparado con 25 o 30 por ciento que había antes de la crisis.