¿Aún no preparas tus impuestos? ¡Te decimos qué hacer!

Impuestos

El 15 de abril está a la vuelta de la esquina, pero aunque no lo creas todavía estás a tiempo de hacer algo.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Por: Sandra Mendoza (@smendoza_news)


El 15 de abril está a la vuelta de la esquina, y aunque cueste trabajo creerlo, hay personas que aún no tienen lista su declaración de impuestos. Es justo para ellos que tenemos este compendio de recomendaciones y las cosas que no deben olvidar. Si por otro lado, tu ya estás listo, no está de más que des una mirada a las cosas más importantes, para asegurarte de que tu declaración marchará sobre ruedas.

Si consideras que el tiempo ya no es suficiente, puedes pedir al Servicio de Rentas Internas (IRS) una extensión, lo cual es sencillo, sin costo y puedes hacer desde la computadora de tu casa usando el programa Free File del IRS. Sin embargo, no te olvides que, aunque la extensión te sea otorgada, la fecha límite para pagar por lo menos el 90 por ciento de tus impuestos sigue siendo el 15 de abril.

“Lo que puedes hacer en este caso es llegar a un acuerdo con el IRS para liquidar tu deuda en pagos. Si el IRS acepta, puedes saldar tus deudas de manera mensual”, dijo a Univision.com el abogado de impuestos Ruben Gotlieb.

Primero que nada, aunque sea difícil de conseguir en este momento de locura, recuerda que es muy importante contar con un profesional que pueda asesorarte. No solo para que estés seguro de estar cumpliendo con los requisitos del IRS, sino también para que te asegures de beneficiarte de todas las deducciones posibles.

Con más de 30 años de experiencia, el socio de Arnestein & Lehr LLP, Gotlieb dijo que es muy importante que te asegures de la capacidad de tu preparador. Una buena forma de hacerlo, además de todas las vías conocidas, es preguntando entre familiares y amigos de confianza por su reputación.

Es recomendable que sigas paso a paso el desempeño de esta persona, pues aunque tú no prepares tu propia declaración, sí eres tú el responsable de lo que en ella se escribe.

No seas presa del pánico, y sigue las recomendaciones del IRS para elegir a la mejor persona, aunque el tiempo apremie. Revisa las credenciales del preparador, su historial, pregúntale sobre sus cuotas evitando siempre a aquellos que se basan en algún porcentaje de tu reembolso.

“El costo depende. Algunos cobran por hora y otros por el trabajo desempeñado”, indica Gotlieb --que también ha trabajado en el Departamento de Justicia, Inmigración y Naturalización--, por lo que precisamente cuando tienes el tiempo encima debes saber a ciencia cierta cuánto te costará la asesoría.

Por otro lado, asegúrate de que tu preparador esté disponible y pueda entregar a tiempo tu declaración. Cerciórate de entregarle al profesional tus archivos, recibos y todos los documentos que éste precise. Toma en cuenta que, como con cualquier otro documento, nunca debes firmar una declaración en blanco, y antes de firmarla debes revisarla perfectamente. Por su parte, tu preparador debe firmar también la declaración e incluir en ella su PTIN.

Si te llegaras a topar con un preparador abusivo o que te despierte sospechas de fraude, no dudes en avisar al IRS.

La conveniencia de e-file

En tanto, nuestro especialista recuerda que e-file es la forma más fácil e incluso segura de hacer la preparación de impuestos. Sin embargo, puede dificultarse “dependiendo de la situación de cada persona. Si una persona tiene un negocio y diferente tipo de deducciones, vale la pena contar con la asesoría de un profesional”.

El propio IRS define e-file como “la forma más segura, fácil y precisa para presentar tu declaración de impuestos. Es más, estás 20 veces más expuesto a cometer un error cuando presentas tu declaración en papel. Esto se debe a que el software de e-file usualmente detecta errores”.

Los errores más comunes

Y una vez más, la prisa puede jugar un papel fundamental. Los errores en la preparación de los impuestos son comunes, y teniendo el tiempo encima, el riesgo es exponencial.

“Son dos: la gente suele no declarar todos sus ingresos. Esto puede ser contraproducente a la larga y puede derivar sanciones. El otro error más común es que la gente no incluye todas las deducciones que podría para pagar menos impuestos, y el problema suele ser por desconocimiento. La asesoría de un profesional disminuye los riesgos de caer en estos errores, pues ellos son los que preparan el 1040”.

En tanto, el IRS recomienda que seas muy cuidadoso al revisar específicamente que los números de Seguro Social (SSN), nombres, estado civil, errores matemáticos, cuentas y deducciones, así como cuentas bancarias, sean los correctos. “Puedes hacer una pausa al preparar tu declaración y luego volver y revisar todo desde el principio. Es de mucha ayuda también pedirle a otra persona que revise, porque a veces no nos damos cuenta de errores fundamentales”.

Evita las estafas tributarias

“Aunque el e-file es muy seguro, nadie está exento de ser víctima de este tipo de abusos”, recordó Gotlieb. Por esta razón, a lo largo del año vale la pena ser cuidadosos con nuestros números de Seguro Social o ITIN, proteger toda información financiera, revisar nuestros reportes de crédito cada 12 meses, proteger las computadoras particulares y no dar ningún tipo de información personal por teléfono, internet o correo postal a nadie que no conozcamos.

Recuerda además que hay farsantes que se hacen pasar como trabajadores del IRS y te llaman por teléfono o correo electrónico, desde cuentas que parecen ser legítimas (phishing). No seas presa del miedo y asegúrate de la identidad de la persona con la que estás teniendo comunicación.

“Nosotros no solicitamos ni solicitaremos números de tarjeta de crédito por teléfono, ni pedimos una tarjeta de débito prepagada ni transferencia bancaria. Si alguien llama repentinamente declarando ser del IRS y te amenaza con arresto, deportación o revocación de licencia si no pagas inmediatamente, es una señal de que realmente no es del IRS”, aseveró Danny Werfel, comisionado de la agencia en funciones.

Por otro lado, si recibes un correo electrónico que se asume como enviado por el IRS, cerciórate llamando a la agencia, pero siempre toma en cuenta que el IRS no solicita información confidencial por medio de correos electrónicos.

Si sospechas de alguna llamada o correo electrónico, contacta al Inspector General del Departamento del Tesoro para la Administración Tributaria al (800) 366-4484.

Los reembolsos

Finalmente, toma en cuenta que el IRS tiene en su poder todavía reembolsos que llegan a casi 760 millones de dólares, esperando a más de 900 mil contribuyentes para ser entregados.

"La ventana se está cerrando rápidamente para las personas a quienes se adeudan reembolsos del 2010 que no han presentado una declaración de impuestos", dijo el Comisionado del IRS John Koskinen. "Animamos a los estudiantes, trabajadores a tiempo parcial y otros que no han presentado declaraciones del 2010 a fijarse en esto antes de venza el plazo el 15 de abril".