Secretos que los asesores financieros jamás te dirán

Asesor financiero

Los asesores no necesariamente van a divulgar todo lo relacionado con los servicios que prestan, o todo lo que el cliente tiene que pagar por trabajar con ellos.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Pregunta todos los detalles antes de contratarlo


La Comisión de Valores (Securities and Exchange Commission) les hizo un favor a los inversionistas en 2011 cuando exigió que los asesores financieros explicaran su remuneración de forma sencilla y comprensible en lugar del lenguaje complicado que usa la industria. Ahora, al solicitar el Formulario ADV Parte 2, se puede ver con mayor facilidad si un asesor recibe comisiones por las inversiones que vende, si cobra una cuota fija o un porcentaje, o si se le paga de otra manera. El formulario también menciona acciones disciplinarias, conflictos de interés y otra información general.

Pero la Forma ADV Parte 2 no cuenta toda la historia. Los asesores no necesariamente van a divulgar todo lo relacionado con los servicios que prestan, o todo lo que el cliente tiene que pagar por trabajar con ellos. Estos pecados de omisión, en algunos casos involuntarios y en otros intencionales, pueden resultar muy caros. Esto es lo que podrían haber callado:

Soy más caro de lo que piensas

Los planificadores que cobran solo por cuota, el tipo de asesor que por lo general recomendamos, frecuentemente cobra una cuota de manejo de inversiones equivalente a un porcentaje de tus activos. Las tasas anuales de activos de $1 millón o menos puede variar de 0.7% a más de 2%. Pero recomendamos preguntar sobre esto.

Incluso, una aparente pequeña diferencia en esa tasa, digamos un 1.5% al año en lugar del 1%, puede costar bastante.

En 20 años, un fondo de ahorros de $500,000 que crece a 8% podría valer hasta $1,934,842 con una tasa de 1%, pero sólo $1,761,823 con una tasa de 1.5%.

Si un asesor potencial cobra más de 1%, vale la pena buscar a alguien más. Los asesores financieros certificados del gigante de los fondos de inversión Vanguard cobran un 0.7% por la gestión de cuentas de $1 millón o menos. En ese balance de $500,000, con una diferencia de 0.3% podría uno ahorrarse $111,435 en 20 años.

Podría no tener tus intereses en mente

El consejero está obligado a decir lo que cobra por sus servicios, pero podría ser que no se le requiera comparar los costos de sus recomendaciones con otras alternativas.

Ya sea que trabaje para una casa de bolsa, banco, aseguradora o fondos de inversión, es posible que elija primero los productos financieros propiedad de su empleador ya que son más rentables para la empresa.

Si el asesor cobra una comisión, muy típico de un profesional llamado "agente intermediario" (broker-dealer), solo necesita identificar las inversiones que son "adecuadas", no necesariamente las más baratas. Podría recomendarte un fondo de inversión que se ajuste a tu cartera y tolerancia de riesgo, pero no precisamente será la más económica para ti y, no es coincidencia, que será la que le pague mejor comisión al agente.

Por el contrario, un asesor de inversiones registrado tiene la obligación legal de actuar como fiduciario poniendo tus intereses primero. Un asesor financiero certificado no está obligado por ley, sino por normas profesionales similares.

Para evitar conflictos, pídele al asesor una confirmación por escrito que su relación contigo es como fiduciario. Si no lo quiere hacer vale la pena buscar a alguien más.

Si el asesor trabaja para una agencia de corredores, sus recomendaciones sin duda incluirán al menos algunos, si no todos, los fondos vendidos por su propia empresa. Es recomendable preguntar sobre fondos comparables y sus costos.

Puede recomendarte inversiones que no necesitas o no entiendes

Las anualidades variables, por ejemplo, prometen ingresos en la jubilación a cambio de un pago global o una serie de pagos periódicos. Sus cuotas pueden recortar más de un 8% de las ganancias y se puede terminar perdiendo dinero.

Las Notas Cotizadas en Bolsa (ETN) son inversiones sospechosas que no están respaldadas por los activos reales, pero con la promesa por parte del emisor a pagar una cantidad basada en un monto de referencia aproximado. Los emisores pueden dejar de cotizar sus ETN de manera arbitraria; tampoco es tan fácil de rescatar las acciones en un ETN. Incluso la compra de productos libres de impuestos como los bonos municipales puede no tener mucho sentido, si su tasa de impuestos es bastante baja.

Pregunta acerca de los posibles resultados negativos de cualquier inversión. Haz que el consejero te proporcione datos que confirmen la seguridad de la inversión y tomz tiempo para decidir. O pide una segunda opinión. En Garrett Network Planning, por ejemplo, se pueden encontrar asesores que revisarán los planes de inversión de otros asesores por unos pocos cientos de dólares.