Los inversionistas hispanos desean más conocimientos y educación

Familia hispana

Una familia hispana.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

La importancia cultural de la familia influye en gran medida en las decisiones monetarias


Los inversionistas hispanos desean instruirse más en educación financiera, pues muchos no recibieron nunca instrucción sobre los ahorros y las inversiones, de acuerdo a una encuesta reciente.

El análisis, realizado por Wells Fargo, indica que los hispanos están ávidos de conocimientos más sofisticados sobre las inversiones, pues el 45% asegura no haber recibido información al respecto y tres de cada cuatro hubieran querido aprender más sobre la administración del dinero mientras crecían.

El 72 por ciento de los inversionistas hispanos asegura que le gustaría tener más información sobre las inversiones en fondos mutuos, acciones y bonos, en comparación con el 64% de los inversionistas estadounidenses en conjunto.

Pese al creciente interés por las finanzas personales y las inversiones, uno de cada tres inversionistas hispanos encuestados dijo no sentirse cómodo invirtiendo en fondos mutuos, acciones o bonos. Sin embargo, si invirtieran en acciones o bonos, la mayor parte de los encuestados –el 70 por ciento—siente que ganaría dinero sobre dichas inversiones. El 12% considera que perdería dinero y 18% dice que saldría sin perder ni ganar.

“Estos resultados destacan algunas actitudes interesantes entre los inversionistas hispanos y ponen en claro su fuerte deseo de recibir más educación sobre los aspectos fundamentales de la inversión. Nuestros resultados sugieren que existe la oportunidad de fortalecer la confianza de los hispanos a la hora de invertir a través del conocimiento, de modo que puedan actuar de acuerdo con lo que ya saben intuitivamente en torno a la importancia de invertir para su futuro financiero”, dijo Steve Novak, Estratega en Inversiones Sénior de Wells Fargo Private Bank.

Se resisten al riesgo

Por otro lado, las respuestas de la encuesta reflejan que los inversionistas hispanos son más reacios al riesgo pues el 47 por ciento de ellos prefiere poner el dinero para el futuro en ahorros sin riesgo de perderlo, contra el 35% de los inversionistas de Estados Unidos.

Para más de la mitad –el 57%-- de los inversionistas hispanos, el mejor lugar para guardar sus ahorros es en cuentas bancarias.

Además, la dinámica familiar juega un rol significativo en la forma en que los inversionistas hispanos piensan sobre sus finanzas personales y el futuro financiero, sobre todo en cuanto a las lecciones aprendidas sobre el ahorro se refiere.

“La crianza y la inversión en los hijos es el mejor plan de jubilación” para el 55% de los inversionistas hispanos, además de que éstos tienen más probabilidades que otros inversionistas de prestar y pedir dinero prestado dentro de sus familias. Cerca del 60% proporciona asistencia financiera a otros miembros de sus familias o comunidades y más de la mitad (el 54%) ha prestado o le ha dado dinero a un miembro adulto de la familia en el último año.

Steven Novak compartió además seis consejos que puedes seguir para mejorar tu salud financiera:

Conoce tu objetivo - Crea un plan financiero determinando, estableciendo y siguiendo tus objetivos.

Presupuesta tu dinero - Crea un presupuesto de tus ingresos y gastos mensuales y apégate a él.

Revisa gastos - Revisa tus gastos mensualmente y reduce aquellos innecesarios.

Empieza a ahorrar - No importa tu edad, ahora es tiempo de empezar a ahorrar para tu retiro. Aprovecha cualquier plan de ahorro para retiro que ofrezca tu empleador.

Entiende el crédito - Si estás considerando comprar una casa o un coche nuevo, pregunta a tu banquero sobre qué instituciones crediticias considerar cuando revises una solicitud de préstamo.

Paga deuda por adelantado - ¿Tienes una deuda de tarjeta de crédito? Paga siempre, por lo menos, tu pago mínimo mensual.

Finalmente, cabe mencionar que la encuesta se realizó por internet entre el 12 y el 24 de junio de 2014 entre 528 inversionistas hispanos en el país.