Protección para tus ingresos en caso de desastre

Tormenta

Existen muchas situaciones inesperadas que amenazan el éxito financiero de un negocio, pero puedes prevenirlas.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Seguro de interrupción de negocios


Existen muchas situaciones inesperadas que amenazan el éxito financiero de un negocio: desde accidentes y fallas técnicas, hasta desastres naturales que ponen en riesgo tus bienes y tu propiedad.

Además del inventario y equipo ¿has pensado cómo te afectaría la pérdida de ingresos en caso de que tengas que interrumpir las operaciones del negocio durante cierto tiempo debido a un desastre?

Para estar protegido en estos casos, lo mejor es contar con un seguro de interrupción de negocios. A continuación te explicamos cómo funciona y cómo calcular cuánta cobertura necesitas.

Protección mientras tu negocio se recupera

Generalmente, un seguro de negocios estándar no incluye cobertura por las ganancias que deja de percibir tu negocio durante el tiempo que está fuera de operación. Si quieres que el seguro compense estas pérdidas, necesitarás agregar la cobertura de interrupción de negocio a tu póliza actual.

Además de cubrir la pérdida de ingresos, algunos seguros también podrían reembolsar los salarios de tus empleados mientras tu negocio se recupera, así como los costos de reubicación a instalaciones temporales.

Toma en cuenta que los desastres cubiertos por la cobertura de interrupción de negocios son los mismos que se indican en un seguro de negocios normal, a menos de que decidas incluir algún otro tipo de riesgo.

¿Cuánta cobertura necesito?

Para agregar la cobertura de interrupción de negocio a tu póliza actual, necesitarás documentar los ingresos netos anuales de tu empresa. Esta cifra te ayudará a determinar si los límites de cobertura (es decir, la cantidad máxima que te pagará la compañía de seguro por cada incidente ocurrido) son adecuados para tu tipo de negocio.

También deberás analizar los costos que seguirás teniendo durante el período en que no esté operando tu empresa, como préstamos, créditos, contratos de arrendamiento y el pago de impuestos.

Por último, considera que existe un período de espera (generalmente de 48 horas) para que la cobertura comience a cubrir tus gastos después del desastre, así que es aconsejable contar con suficientes ahorros para cubrir los costos iniciales.

No olvides platicar con tu agente de seguros, quien te explicará todas tus opciones de cobertura para superar cualquier dificultad que pudiera enfrentar tu negocio en el futuro.