El dinero de una póliza de vida te puede servir también antes de que mueras

Cómo vender tu seguro de vida

- Getty Images

Razones para hacerlo

Un seguro de vida es muy importante para la persona que piensa en el futuro bienestar de su familia en caso de que él o ella falte. Pero, por circunstancias de la vida, quizás llegues a estar tan corto de dinero que no puedas seguir pagando las mensualidades de esa póliza.

O tal vez piensas que a tus herederos ya no les hará falta el dinero que pensabas dejarles. También hay personas con problemas de salud que deciden vender su póliza de seguro de vida para obtener dinero extra para solventar ciertos gastos.

Si sientes la tentación o la necesidad de dejar de pagar tu seguro de vida por la razón que sea, puedes hacerlo de tres formas:

1.- Cancelar la póliza y tomar en dinero su valor acumulado, el llamado cash surrender value.

2.- Pedirle al seguro que use ese valor acumulado para no tener que pagar más primas, lo cual reduce el beneficio de muerte de la póliza.

3.- Vender la póliza a una compañía de inversión en una transacción de life settlement o de pago en vida. Una opción que ofrece una buena suma de dinero de una vez y que elimina el pago de las mensualidades. Cuando tú mueras, la compañía de inversión (que ha comprado el seguro por un porcentaje de su valor nominal) recibe el beneficio de la póliza.

La edad es una limitante
 
Por lo general, debes tener 65 años o más para vender tu seguro de vida de esta forma, y tu esperanza de vida debe ser de entre 2 a 18 años. Inclusive hay compañías que solo hace estos acuerdos con personas de más de 70 años.

Cuando elijas un comprador para tu póliza, pero sólo después de chequear con el Departamento de Seguros de tu estado de que se trata de una empresa respetable, y de considerar las ofertas de varias compañías, deberás consentir en que se examine tu historia clínica, y se usarán determinados factores para establecer el precio que te ofrecerán.

Si por fin se realiza la venta, el nuevo dueño se hará cargo de las mensualidades y cobrará todo el beneficio de muerte al cabo de los años.

Consulta tus dudas antes de hacerlo

Antes de vender, consulta con un abogado, asegúrate de tener por escrito cualquier pago de comisiones que debas hacer y ten en cuenta que si tu salud es delicada muy probablemente no podrás volver a comprar otra póliza en el futuro. Además,  podrías dejar de ser elegible para ciertos beneficios públicos, como Medicaid o cupones de alimentación.