¿Qué hacer cuando un ser querido muere?

Fallecimiento

Es importante tener todos los documentos en orden para que el proceso no se convierta en algo más difícil de afrontar.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Haz que el proceso no sea aún más difícil


Cuando la madre de Jeanne Kiefer falleció a los 93 años bajo cuidados paliativos, la enfermera sabía a quién llamar y qué hacer, para que el deceso y sus secuelas inmediatas fueran, en palabras de Kiefer, algo "sosegado" y "directo". Ella y su hermana habían conversado sobre las medidas para la culminación de la vida, la enfermera de cuidados paliativos y el consejero "dan la noticia y lo estimulan a lidiar con eso", indicó Kiefer, consejera de investigaciones en Cave Creek, Arizona, y pudieron enfocarse en estar con su madre.

Más consejos de Consumer Reports

Ese caso hay que compararlo con la experiencia que atravesó un familiar de Kiefer, cuya madre de 97 años falleció en casa asistida por un auxiliar de enfermería y unos niños que nunca habían conversado sobre los planes para la culminación de la vida. El auxiliar no pudo legalmente declarar la muerte de la madre, por lo que la familia llamó al 911. La policía llegó, inició la resucitación cardiopulmonar e investigó la escena como crimen potencial, formulando preguntas a la familia para descartar abuso de ancianos. Solo cuando los paramédicos llegaron se pudo remover el cadáver y los intentos de resucitación se detuvieron.

Datos básicos que debes saber sobre tus seguros

Archiva este cuadro de verificación a fin de usarlo cuando sea necesario y así evitar que un acontecimiento triste se vuelva aún más doloroso. La responsabilidad de las diversas acciones puede dividirse entre los familiares y amigos cercanos del fallecido.

Inmediatamente

1. Consigue una declaración legal de fallecimiento. De no estar presente un doctor, necesitarás contactar a alguien para que realice lo siguiente:

· Si la persona fallece en casa bajo cuidados paliativos llama a la enfermera que brinda dichos cuidados, para que pueda declarar el fallecimiento y ayude a facilitar el transporte del cuerpo.

· Si la persona muere en casa sin estar bajo cuidados paliativos, llama al 911 y ten a la mano un documento de no resucitación, en caso de que exista. Sin uno, los paramédicos iniciarán, generalmente, las labores de emergencia y, excepto donde se haya pronunciado la muerte, llevarán a la persona a una sala de emergencias para que un doctor realice la declaración.

2. Organiza el transporte del cadáver. Si no se necesita autopsia el cuerpo puede ser recogido por una morgue (por ley, una morgue debe proporcionar el precio por teléfono) o crematorio.

3. Notifica al doctor del fallecido o al médico forense del condado.

4. Notifica a los familiares cercanos y amigos. (Pídele a otros que se comuniquen con los demás).

5. Encárgate de los cuidados de los miembros dependientes y las mascotas.

6. Llama al empleador del fallecido, si él o ella se encontraba laborando. Solicita información sobre los beneficios y la fecha de pago. Pregunta si existió una póliza de seguro de vida en la compañía.

Los días previos a la muerte

7. Organiza el funeral y entierro o cremación. Busca los documentos del fallecido para averiguar si existió un plan de entierro prepagado. Solicita a algún amigo o miembro de la familia que te acompañe a la morgue. Prepara un obituario.

8. Si la persona era militar o pertenecía a un grupo de fraternidad o religioso, contáctalos ya que podrían tener beneficios funerarios o podrían realizar los servicios fúnebres.

9. Solicita a un amigo o familiar que cuide la casa del fallecido, conteste el teléfono, recepcione los correos, tire la comida y riegue las plantas.

Los 10 días después de la muerte

10. Obtén las actas de defunción (usualmente de las funerarias). Saca múltiples copias; las necesitarás para las instituciones financieras, organismos gubernamentales y aseguradoras.

11. Lleva el testamento al condado o intendencia correspondiente a fin de que sea aceptada para la validación testamentaria.

12. De ser necesario, el albacea debe abrir una cuenta bancaria para el patrimonio del fallecido.

13. Contáctate:

· Con un abogado patrimonial y de fideicomiso, para saber cómo transferir los activos y recibir asesoría para temas de validación testamentaria.

· Con la policía, para que periodicamente vigile la casa del fallecido en caso estuviese desocupada.

· Con el contador o especialista en impuestos para averiguar si se debe presentar una declaración de impuestos sobre los bienes inmuebles o una declaración de impuestos sobre la renta.

· Con el asesor de inversiones del fallecido, para obtener información sobre las participaciones.

· Con el banco, para buscar cuentas y caja de seguridad.

· Con el agente asegurador de vida, para solicitar formularios de reembolso.

· Con el Seguro Social (800-772-1213; socialsecurity.gov) y otras agencias de las cuales el fallecido recibía beneficios, tales como el Veterans Affairs (Asuntos para Veteranos) (800-827-1000;va.gov), para interrumpir los pagos y preguntar sobre los beneficios aplicables para los sobrevivientes.

· Con la agencia que proporciona los servicios de pensiones, para interrumpir los cheques mensuales y solicitar formularios de reembolso.

· Con las compañías de servicios, para cambiar o suspender el servicio, y el servicio postal, para interrumpir o enviar correspondencia.

Conocer los deseos de la persona

Para un amigo o familiar en edad avanzada

· Conoce el lugar de ubicación del testamento, acta de nacimiento, matrimonio y divorcio, información del Seguro Social, pólizas de seguro de vida, documentos financieros y las llaves de la caja de seguridad y la caja fuerte de la casa.

· Pregunta a la persona sobre sus deseos acerca de los preparativos fúnebres, donación de órganos y entierro o cremación.

· Obtén las indicaciones totales y anticipadas de la persona, incluido el testamento vital, que especifica los procedimientos deseados o no deseados. La persona también debe designar un apoderado para la asistencia médica a fin de tomar las decisiones médicas si él o ella se encuentra incapacitado.

· Si la persona lo desea puede contar con una orden de no resucitación. Eso le indica a los profesionales de los servicios de salud a no realizar la resucitación cardiopulmonar si el corazón o la respiración de la persona se detiene y la reanudación no resulte en una vida normal.

· Asegúrate de que la persona otorgue copias de los documentos a su doctor(a) y a algunos familiares o amigos. Lleva los documentos al hospital si la persona es admitida.